fotografos en ciudad real, fotografo de bodas, fotógrafo para bodas, fotografo de bodas

¿Por qué necesito el video del día de mi Boda?

Escrito por Eusebio Luna Rubio. Posteado en Noticias

¿Por qué necesito el video del día de mi Boda?

¿Por qué necesito el video del día de mi Boda? ¡Tengo buena memoria!
En efecto, pero. Y ¿dentro de unos años?
Un vídeo es el único soporte “vivo” que no fallará. Revivirás los momentos pasados tantas veces como quieras:
» Sentirás a las personas queridas de nuevo.
» Gozarás con situaciones que te perdiste, pero la cámara estuvo ahí.
» Oirás las voces de los más pequeños,… cuando lo eran. También los simpáticos comentarios de los invitados ya avanzado el banquete.
» Te emocionarás en los momentos mágicos.
» Todo esto y más…cuando tú quieras…en tu sofá… o en el de tus hijos.

¡El vídeo es muy importante!

¿Puede un amigo o familiar grabar mi boda?
Por supuesto que sí, pero ¿tienes claro que en ese día tan importante, vas a cargarle con una gran responsabilidad a uno de tus invitados?
A fin de cuentas esta persona tendría que disfrutar de esa jornada tan emocionante. Es por esto que se le llama “invitado” y no “obligado”.
Hay más consideraciones, ¿el equipo gráfico estará a la altura?, ¿grabará con suficiencia en la oscuridad de la iglesia o de un salón?, ¿tendrá batería suficiente para toda la jornada?, ¿y cintas?, ¿se moverá mucho la imagen?, ¿se escuchará bien?
Y a la hora de editar, ¿será adecuada?, ¿se dejará cosas?, ¿y si el visionado es muy pesado o incluso malo?, ¿dejaremos de apreciar a esta persona?
Para hacer un buen trabajo hacen falta conocimientos, experiencia y material profesional.

¿Me bastará con el reportaje fotográfico?, ¿o quizás contrato el video y no las fotos?
La fotografía es un arte precioso. Un buen fotógrafo mostrará lo mejor de ti. Instantes capturados para toda la vida, la de todos, también la de tus hijos. Podrás mostrar estas imágenes en cualquier sitio. Un álbum fotográfico es portable y no requiere de aparatos para visionarlo. ¿Cómo vas a renunciar a tenerlo?.
Pero, ¿puede este álbum reproducir tu voz?, ¿repetir los gestos de cariño con el abuelo?, ¿mostrarte pruebas de amor, como abrazos, besos o lágrimas emocionadas?, ¿puede mostrar la alegría contagiada del baile? y ¿las tonterías que se dicen en las horas terminales con alguna copa de más? No tienen precio.
Fotografía y Vídeo son expresiones artísticas emparentadas, que producen resultados muy distintos. Como arte que son, es importante que busques entre los profesionales, el que tenga un estilo más afín a tus gustos. Pues cada uno aporta una interpretación particular y una visión subjetiva y personal.

Bueno. Contrato el video. Me gasto un poco más, (pero no mucho más), a fin de cuentas lo más caro siempre son las fotos.
El miedo de muchos buenos fotógrafos, que no buenos comerciales, a aumentar el importe total por la contratación de los dos trabajos, les ha llevado a contratar a profesionales de video a bajo coste.
El negocio de un fotógrafo es hacer fotos, no sólo las vuestras con el álbum, también las copias de los invitados el día de la boda, más otras copias que pidáis más tarde para otros familiares ausentes. El vídeo no le aportará esos ingresos añadidos y además es una disciplina que tiende a delegar en terceros. El video es para él algo secundario.
En la práctica es así. Por esto el video se encuentra tan poco valorado.
Tendrás como resultado un video aburrido que visionarás muy pocas veces.

Un buen video tiene su precio.
Los equipos de video son, a igualdad de calidad, mucho más caros que los de fotografía. La edición de un video lleva muchas más horas de trabajo en edición, postproducción, autoría y maquetación que un álbum fotográfico.
Un buen vídeo requiere que se muestre una acción continuada con diferentes planos y a diferencia del fotógrafo, solo tienen una oportunidad para filmar los momentos esenciales.
El profesional de vídeo ha de cumplir labores de productor, director, técnico de iluminación, de sonido, editor y maquetador. Si alguna de estas tareas falla, no tendrás el video que te mereces. ¿No crees que el importe de un video debería ser superior al de un álbum fotográfico?.
Los poseedores de buenos videos lo reconocen como la mejor inversión de su boda y lo muestran orgullosos y felices, a familiares y amigos, que no dudan tras verlo, en pedirles una copia.

Quiero un buen video… hablaré con el fotógrafo.
Asegúrate de hablar con el profesional que vaya a realizar tu vídeo. Que no te lo cuente un tercero. Haz que el profesional te explique su estilo y te pregunte cual quieres tú y como te gusta. Pide ver muestras de su trabajo y comprueba que es ese, el resultado que buscas.

¿Cuándo contrato un buen video?
Puedes dejarlo para el final. Primero la iglesia o ayuntamiento, después el restaurante, vestido,… pero esto tiene su riesgo.

Dale la misma prioridad a la contratación del video que a lo anterior. Van a grabar lo que verás en el futuro muchas veces. Depende de ti que puedas contratar a unos buenos profesionales o estén ya comprometidos con otras parejas.

¿Por qué necesito el video del día de mi Boda?
No lo necesitas. Vas a vivir muchos años y no te alimentará, ni vestirá a tus hijos, ni pagará tu hipoteca…PERO TE ARREPENTIRAS TODA TU VIDA DE NO PODER VOLVER A REVIVIR AQUELLOS MOMENTOS

"Trackback" Enlace desde tu web.

Eusebio Luna Rubio

fotógrafos de bodas en Ciudad Real

Deja un comentario

Uso de cookies

Utilizamos cookies para realizar medición de la navegación de los usuarios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.CERRAR

A %d blogueros les gusta esto: